EQUIPO DE TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA: ¿QUÉ DEBE INCLUIR?

La adquisición y correcta instalación de un equipo de traducción simultánea puede hacer la diferencia entre el éxito y toneladas de estrés cuando se organiza un evento que requiere de interpretación al momento.

Según las características de cada conferencia o reunión, será posible utilizar desde una cabina o apoyarse en un equipo más simple, como lo puede ser un body pack.

A continuación aprenderemos qué son y para qué sirven, de modo que podamos escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Para eventos donde se requiere de una interpretación inmediata, o al momento, lo más recomendable siempre será recurrir a un intérprete con experiencia en la traducción simultánea.

Aunque la técnica y habilidad del intérprete son actores primordiales para lograr el efecto deseado, es necesario tomar en cuenta que también debemos considerar otros elementos que entran en juego para crear la fórmula del éxito en congresos, simposios y cualquier otro escenario en el que se exigen este tipo de intervenciones.

En primer lugar, es necesario notar que, según la extensión del evento a interpretar, es probable que se requiera de por lo menos dos intérpretes, al tratarse de un trabajo demandante, que desgasta física y mentalmente.

Además, este trabajo es prácticamente imposible de realizar si no se cuenta con el equipo adecuado. Hablamos de un equipo de traducción simultánea. ¿En qué consiste dicho equipo? Básicamente en una cabina aislante que permite a los intérpretes observar al expositor, mientras lo escuchan a través de auriculares y traducen en tiempo real para un micrófono que a su vez, envía la señal al público deseado.

Este tipo de interpretaciones son comunes por ejemplo ante la ONU, donde representantes de todo el mundo escuchan a través de chícharos lo que el ponente explica a través de un intérprete.

Lo esencial, en este tipo de escenarios, es contar con el siguiente equipo. En algunos casos, la cantidad dependerá del volumen de asistentes que esperan atender en el evento en cuestión.

  • Transmisor: para enviar el mensaje ya traducido a su audiencia.
  • Micrófonos diadema: para que los intérpretes puedan escuchar el mensaje del ponente y a su vez, traducir el mensaje.
  • Micrófono inalámbrico: para que el ponente hable con él.
  • Cabina: que permita aislar el sonido y tenga buena ubicación, de modo que el intérprete sea capaz de observar al expositor. La cabina puede ser fija (incorporadas al auditorio), completa o media cabina.
  • Receptores: son auriculares que permiten a la audiencia, escuchar el mensaje del intérprete, ya en el idioma final.

En caso de requerir cabina, es importante sumar a la lista al menos dos intérpretes y un técnico de audio, que supervise la recepción y transmisión de mensajes.

Aunque también, como ya mencionamos, existe la opción del body pack. Ideal para eventos pequeños, con un máximo de 15 oyentes.

El body pack es un sistema con micrófono unidireccional que incluye transmisor. Es ideal, por ejemplo, para guías turísticos, donde aquellos que no comprenden el idioma del orador se colocan audífonos o receptores para escuchar al intérprete.

A diferencia de las cabinas, los body packs son económicos y móviles, aunque no funcionan para eventos de gran escala ya que el intérprete debe escuchar directamente al expositor. Además, el radio de transmisión es limitado y sensible a otros estímulos, como lo son aparatos electrónicos o ruidos ambientales.

¿Listo para escoger entre una cabina y un body pack? En Dialéctica contamos con el servicio de interpretación y sabemos que podemos asistirte. Contáctanos para ver cómo y en qué podemos ayudarte.

Leave Comment