Un Traductor Profesional puede ser Oficial, Certificado o Jurado

¿Necesitas certeza y precisión sobre un texto que fue escrito en otro idioma? ¿Se te dificulta comprender un documento, estudio o libro especializado que es relevante para tus propósitos personales o profesionales? Necesitas un traductor profesional que transcriba para ti.

En el mundo hay más de 400 millones de personas que hablan español, es el segundo idioma más hablado a nivel global, solo después del chino.

Pero el inglés tampoco se queda atrás, pues le sigue en la posición número tres, así que dos cosas quedan claras:

En un mundo interconectado, todos necesitamos de todos, y los avances o modificaciones legales, tecnológicas o académicas son constantes. Un traductor profesional puede auxiliarte y facilitar tus pendientes, además de acercarte a tus metas.

Vale la pena entender que un traductor profesional no es quien entiende un idioma. Es quien lo comprende y sabe explicarlo con rigurosidad. Aún más si se trata de documentos de carácter legal.

¿Tecnicismos? No son problema para un traductor profesional. ¿Extensión?¿Formato?¿Precisión o adaptación si es posible o se requiere? Tampoco.

Entre los documentos que podrían requerir su traducción, hablamos de actas de nacimiento, certificados de matrimonio, expedientes de adopción, una patente o cualquier otro emitido por autoridades oficiales.

Pero también podría tratarse de un nuevo estudio que te ayudará a mantenerte actualizado en tu carrera, o a terminar esa tesis de maestría o doctorado por la que has trabajado tanto.

Hay tres tipos de traductor, el jurado, oficial y el certificado

Aquí te ayudaremos a distinguir uno del otro para que escojas el que más se adapte a tus necesidades y evites perder valioso tiempo.

Jurado: es aquel que está acreditado para validar la traducción de un documento de un idioma otro. Se le llama jurado porque tiene el respaldo de la Secretaría de Relaciones Exteriores para certificar un documento oficial. Cuando un traductor jurado otorga su firma y sello, da legalidad del contenido del mismo.

Oficial: es otro nombre que se le da al traductor que está facultado para hacer traducciones con validez dentro y fuera del país. También está acreditado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, y al igual que el traductor jurado, es capaz de ofrecer servicios de traducción jurada.

Certificado: es un traductor que además de traducir, puede autentificar que un documento es oficial. En el caso particular de México, solamente aquellos traductores que han sido validados por la Secretaría de Relaciones Exteriores, pueden certificar.

Además, un traductor oficial es una persona certificada y habilitada para hacer este trabajo, distinguida por regirse bajo los estándares de calidad más altos y con respaldo de autoridades a nivel internacional.

La traducción hecha por un traductor oficial, puede tener validez tanto en documentos emitidos por un país extranjero, como en aquellos que lo tienen como destino. Por eso, escoge a Dialéctica, la empresa de mayor trayectoria en la región Tijuana/San Diego. Contáctanos.

Leave Comment